Compare Revolut y Anna

Compare Revolut frente a Anna para tomar una decisión informada acerca de sus necesidades financieras. Ya sea que esté interesado en la banca móvil, características únicas o beneficios específicos, esta comparación le ayudará a navegar algunas de las diferencias entre Revolut y Anna.

Comparar Todas las comparaciones
Revolut Revolut
Anna Anna
Más comentado
9.9
Menos reseñado
9.9

Comparación

Revolut y Anna son bancos móviles modernos que han cambiado el panorama bancario tradicional ofreciendo soluciones bancarias digitales únicas. Ambos están diseñados para hacer la banca más eficiente, aunque difieren en ciertos aspectos adaptados a diversas necesidades bancarias.

Revolut fue lanzado en 2015 en el Reino Unido, proporcionando servicios de banca digital a usuarios individuales y empresariales a nivel mundial. Ofrece una gama de servicios financieros que incluyen el cambio de divisas, el intercambio de criptodivisas y los pagos entre pares, todo ello facilitado por una aplicación móvil. Su característica distintiva es la posibilidad de mantener y convertir 28 divisas en la cuenta, lo que ayuda a los usuarios a evitar las comisiones por cambio de divisas durante los viajes. Además, la aplicación proporciona herramientas de presupuesto, análisis, un sistema de recompensas y la opción de mantener y negociar criptomonedas, lo que la hace muy completa para la gestión de las finanzas personales.

Por otro lado, Anna, abreviatura de Absolutely No-Nonsense Admin, está diseñada para pequeñas empresas y autónomos. Lanzada en 2018, también en Reino Unido, Anna se distingue por ofrecer servicios empresariales administrativos automatizados junto a la banca tradicional. El banco móvil proporciona facturación, recordatorios de impuestos y categorización de gastos empresariales, además de los servicios bancarios tradicionales. Anna facilita el seguimiento de los gastos, los pagos y las facturas de persecución a través de su asistente impulsado por IA, lo que reduce las molestias administrativas para sus usuarios.

En términos comparativos, mientras que Revolut gira en torno a servicios financieros integrales para una base de usuarios más amplia, Anna se centra en el mercado desatendido de las pequeñas empresas y los autónomos, satisfaciendo no solo las necesidades bancarias, sino también las administrativas. Ambos buscan la eficiencia y la facilidad de uso, resumiendo las transacciones en aplicaciones y alertando a los usuarios sobre las actividades de la cuenta al instante. Ambos bancos ofrecen transferencias internacionales de dinero, aunque Revolut presenta una oferta más diversificada en este aspecto, gracias a su función multidivisa.

En conclusión, la elección entre Revolut y Anna vendría dada por las necesidades individuales: una app versátil, de pagos internacionales y finanzas personales en Revolut, o una banca enfocada a empresas combinada con servicios administrativos automatizados en Anna.

Discount Jumpstart es ahora Neolista. Leer más.